50 covers (del 50 al 41)

por G. Bastas Chipoco


50. Where The Streets Have No Name (I Can’t Take My Eyes Off You) – Pet Shop Boys, 1991
original de U2, 1987 y Frank Valli, 1960

En las liner notes del compilatorio Discography, los Pet Shop Boys la describen como “un mítico himno rock convertido en una exultante canción disco”. Si es difícil hacer un cover, es impresionante hacer dos en uno solo.

Los PSB cambiaron significativamente el arreglo original. En contraste con el build-up instrumental de U2 al inicio de la canción, el dueto abre con sonidos sintetizados, sampleados y un drum machine. El cantante Neil Tennant interpreta la letra sin tensión ni stress a diferencia de Bono.

Momento clave: la transición entre ‘Streets’ y ‘Can’t Take My Eyes Off You’, Tennant canta sus líneas una tras otra sin cambiar de cadencia resaltando las similitudes entre las dos canciones.

49. Don’t Leave Me This Way – The Communards, 1986
original de Harold Melvin & The Blue Notes, 1975

Otra melodía camp para continuar. El triunfal dueto falsetto-bajo profundo entre Jimi Somerville y Sarah Jane Morris en este cover del clásico disco de 1975 toma la frase “row of tents” y la hace flotar en el aire como una discoball sobre una pista de baile a media luz. Uno sospecha que los cantantes cambiaron sus voces por risas durante la canción.

Momento clave: el final, el monumental “Aaaaaaaaah Baby!” justo antes del último coro.

48. Step On – Happy Mondays, 1991
original de John Kongos, 1971

El jubiloso himno acid-house de Manchester, conducido por su característico riff de piano, es un enormemente inventivo remake de ‘He’s Gonna Step On You Again’ por el olvidado cantautor sudafricano Kongos. Shaun Ryder le agregó su inimitable toque vocal, contribuyendo una nueva jerga al léxico británico con su declaración inicial: “You’re twisting my melons, man!”.

Momento clave: cuando todo colapsa y se detiene para dar paso a los coros vocales femeninos cantando la intimidante línea del coro.

47. Make Me Smile (Come Up And See Me) – The Wedding Present, 1990
original de Steve Harley & Cockney Rebel, 1975

Los favoritos indie de John Peel, The Weddoes, le dieron al clásico de Harley la rabiosa transformación que su sardónica letra estaba pidiendo a gritos. Afuera los veraniegos coros ‘Ooooh-la-la-la’, reemplazados por las guitarras aplanadoras sobre la retumbante batería, aparentemente al doble de su velocidad original.

Momento clave: los 15 segundos de pausa, total silencio excepto por un ondulante feedback de guitarra. Entonces los gruñidos de Dave Gedge regresan: “There ain’t no more, you’ve taken everything”.

46. The Robots – Señor Coconut & His Orchestra, 2000
original de Kraftwerk, 1978

Parece que había un poco de cha cha chá en el agua cuando Uwe Schmidt la tomó en su viaje a Chile para que se sintiera motivado a recrear una de las obras más asépticas de Kraftwerk con una mágica dosis de swing latino. Un antídoto a la precisión quirúrgica de los autómatas de Düsseldorf.

Momento clave: el fiestero “olé!” antes que los vocalistas la destrocen.

45. Rock el Casbah – Rachid Taha, 2004
original de The Clash, 1982

El chico malo franco-argelino Taha idolatra a Joe Strummer por lo que graba esta tormentosa versión árabe del buque de guerra de The Clash. Laúdes y cuerdas toman su lugar y se apoderan de la canción junto con un resonante ritmo y exultante coro. Pero es el ataque gutural en la voz de Taha lo que te escarapela la piel; una técnica que aprendió de oscuros y viejos cantantes del Magreb.

Momento clave: la flauta mohína al inicio antes de que todo estalle.

44. Oops I Did It Again – Richard Thompson, 2003
original de Britney Spears, 2000

El inquieto y viejo rockero folk giró con un didáctico show llamado 1000 Years of Popular Music (grabado como un disco en vivo). En sus manos -acompañado sólo con una guitarra acústica, percusión y mucho eco- la canción de Britney se vuelve un tanto monstruosa, en el buen sentido de la palabra.

Momento clave: cuando trata de convencer a la audiencia de cantar juntos. La mayoría sólo se ríe.

43. I Will Survive – Cake, 1996
original de Gloria Gaynor, 1978

Este es un excelente cover que tuvo la “mala suerte” de ser un himno popular, en especial para la comunidad gay. Pero lo que el resto de gente pasó por alto fue el estupendo trabajo de la banda en el arreglo y la ejecución de instrumentos y el mérito de volver una conocidísima canción disco en una oda de autoafirmación callejera de rock con personalidad propia.

Momento clave: casi al final de la canción cuando el bajo dub le da paso a un solo de guitarra demoledor y la trompeta sepulta la canción hasta que se funde en un “la la la la la la” lastimero del cantante.

1142. It’s Hard To Be A Saint In The City – David Bowie, 1975
original de Bruce Springsteen & The E Street Band, 1973

El áspero relato de bohemia urbana del Jefe es presentada como un abrumador clásico de blue-eyed soul por un trastornado Duque Blanco a mediados de los 70’s. Aunque grabado en las sesiones del Pin Ups (1974), no vio la luz sino hasta 1989 en el compilatorio Sound + Vision. Bowie sucumbe a una histeria vocal sobre un crujiente guitarra rockera y extravagante arreglo de cuerdas. Cuatro minutos de locura inspirada.

Momento clave: el Duque Blanco encuentra notas que ni siquiera él sabía que existían para gritar: “Don’t that man look pretty!”.

41. Hazy Shade Of Winter – The Bangles, 1987
original de Simon & Garfunkel, 1966

¿Quién podría pensar que Paul Simon podría escribir un genial riff de heavy metal? La sinuosa, folky, psicodélica guitarra del original, turbo-recargada por el legendario productor Rick Rubin para el soundtrack de Less Than Zero, rockea aquí. Las pulidas armonías vocales de las Bangles vuelven esta canción en una perfecta pieza de power pop de los 80’s.

Momento clave: ese riff