Otras 25 canciones para romper con tu pareja (y sentirte bien después del acto)

por G. Bastas Chipoco


The Breakup Song (They Don’t Write ‘Em) (1981) – The Greg Kihn Band

Con un sonido heredero al pub rock inglés de finales de los 70’s y con una lírica similar a la de Nick Lowe o Elvis Costello, la banda de Greg Kihn canta en nombre de los descorazonados, de todos aquellos quienes todavía guardan un poco de amor dentro de ellos, pero no encuentran respuesta. Sin hacer escarnio ni machacar al moribundo, el tempo de la canción es preciso como para cantarla a viva voz, bailarla y no dejarse derrumbar por una depresión segura.

La frase: “Ahora llegué a terminar observando un vaso vacío, porque es sencillo decir que olvidarás el pasado”

Call Me When You’re Sober (2006) – Evanescence

En una de las mejores canciones -meticulosamente producidas y de finos arreglos- que la banda haya parido, Amy Lee se luce en un despliegue épico de sus habilidades vocales para recriminarle a su ex-enamorado todo en lo que falló y en cómo serán las cosas de ahí en adelante. Después de éste tema uno puede fácilmente domar el lobo feroz de la melancolía.

La frase: “No me llores, si me amases estarías aquí conmigo. Si me quisieses, ven y búscame. Pon en orden tu cabeza”

You’re So Vain (1972) – Carly Simon

Inmerso en un misterio tan hermético que es objeto de leyendas a lo largo de las décadas, You’re So Vain no sólo es la poco sutil y elegantísima mandada al diablo de Simon al protagonista de la canción -que hasta día de hoy bien puede ser Mick Jagger, Warren Beatty, David Geffen, y la lista sigue creciendo-. En sus estrofas se revelan varios detalles de una cita, o más, con su amante ocasional, expresándole cuán desagradada está de los tristes esfuerzos por impresionarla. Con ella no es la cosa ¡Siguiente!

La frase: “Pues, todo el tiempo estás donde debes estar, y cuando no, estás con algún espía del hampa o la esposa de algún amigo cercano”

Ex Factor (1998) – Lauryn Hill

En su único y absolutamente fundamental álbum The Miseducation Of Lauryn Hill, la morena despliega una visión y amplia gama de estilos musicales que utiliza a su antojo para remozar sus letras de experiencia e instinto femenino. Tras la separación de The Fugees, Lauryn replanteó los aspectos de su vida que luego le sirvió como inspiración para las canciones de su obra maestra. Ex Factor es su testimonio de vida y contiene una sabiduría atemporal que puede aplicarse tanto ayer, hoy y mañana.

La frase“No importa cuánto piense que crecemos, siempre parece que me dejaras saber que ésto no está funcionando. Y cuando trato de alejarme, te hieres a ti mismo para hacerme quedar”

I Hope You’re Happy Now (1984) – Elvis Costello & The Attractions

El auténtico y último angry young man y ‘enciclopedia del rock’, Elvis Costello, firma una amarga, muy elaborada y sardónica canción, como bien sabe hacer, para desearle parabienes a su ex amante por haberlo dejado por alguien que él considera ideal para ella; no sin antes presagiar que todo el mal hecho antes se paga después, karma le dicen. Costello está consciente de ello y es por éso que sonríe con ironía con cada uno de los versos.

La frase: “Espero que seas feliz ahora porque pronto tendrás que pagar por ello. Supe entonces lo que ahora sé, nunca te amé de todos modos. Espero que seas feliz ahora”

Ex-Girlfriend (2000) – No Doubt

Es innegable que las mujeres tienen un instinto y percepción más agudo que los hombres y es por esa razón que son capaces de prever ciertos detalles o resoluciones a eventos futuros, quizá ésa sea la razón por la que siempre buscan la seguridad de un hombre que sabe lo que quiere. Es así que Gwen Stefani cuenta cómo sospechó el final de su relación, aunque no sin antes haber hecho algunos sacrificios o disfrutado del mejor modo que pudo. Después de todo, nadie te quita lo gozado.

La frase“Tu salvajismo me asusta, también tu libertad. Dices que no puedes vivir sin restricciones, me vi a mí misma tratando de cambiarte. Si estabas destinado a ser mi amante no habría tenido que hacerlo”

Hit The Road, Jack (1961) – Ray Charles

En los albores de la década absoluta del rock, y el lento ocaso del jazz, Ray Charles derramó su talento en una breve y contagiosa canción con la potencia de un ejército para suplicarle a su pareja que no lo deje, pero es ella quien con la convicción de lo que es correcto que lo manda a rodar por pendejo -el significado de la jerga jack-. Se supo gracias al biopic, el irregular Ray, que el tema tuvo un origen aún mucho más amargo que lo anecdótico, pero ello no melló en el resultado final: un clásico absoluto para mandar al diablo a alguien.

La fraseÉl: Escucha nena, no me trates de éste modo, porque algún día regresaré por mi cuenta. Ella: No me importa que lo hagas porque está claro, ningún dinero que tengas le das buen uso”

Gives You Hell (2008) – The All-American Rejects

El power pop de la década que pasó nos dejó un nuevo himno para escuchar a todo volumen cuando ya todo está dicho y hecho y lo único que queda es mandar al carajo a nuestro ex un vez superada la depresión de rigor. Como en éstas circunstancias no vale la pena ser sutil, Gives You Hell da el mensaje correcto con la certeza y fuerza de un balazo directa al corazón.

La frase“Cuando escuches ésta canción espero que tengas tu infierno. Puedes cantarla a toda voz, espero que éso te haga pasar por un infierno”

I’m Every Woman (1978) – Chaka Khan

En pleno apogeo de la era disco, la emperatriz del funk, Chaka Khan, se presenta al mundo como solista con éste himno feminista de autoresolución, independencia e identidad. Haciendo uso de sus privilegiadas cuerdas vocales, la voluptuosa gran dama negra de la canción hizo bailar a hombres y mujeres por igual en las pistas de baile, pero no sin antes dejar bien en claro que ella era la síntesis de todas, que absolutamente nadie podría comparársele y que sería estúpido dejarla o, en el caso de haberlo hecho, lo que ahora nos perdemos por idiotas.

La frase: “Lo que sea que necesites, lo que sea que quieras, nene, lo haré naturalmente. Porque soy todas las mujeres, está todo en mí”

Me Siento Mucho Mejor (1990) – Charly García

El inmortal Charly García le echa mano a un viejo clásico de The Byrds (I’ll Feel A Whole Lot Better) para versionarlo y convertirlo en un tema distintivo en su carrera durante los 90’s y un favorito de los fans en los conciertos en vivo. Un enérgico Charly canta impetuoso y sin restricciones a la nueva etapa de su vida sin el amor que tanto daño le hizo aunque fortalecido y sin arrepentimientos sobre sus hombros.

La frase: “Lo que hiciste en mí no tiene perdón y ahora sé que me siento mucho mejor sin tu amor. Y yo sé que me siento mucho más fuerte sin tu amor”

Not Gon’ Cry (1996) – Mary J. Blige

Mary no es ninguna tonta, ella tiene la sabiduría de la calle y la experiencia de una mujer autosuficiente. Alguien con ése perfil tiene la credibilidad para cantar la letra de un tema tan sensible como éste. El drama de millones de mujeres insatisfechas es moneda corriente desde el principio de la humanidad, pero ahora en una era de igualdad y oportunidades, lo que antes era una sentencia de vida ahora es una posibilidad de un futuro dichoso en solitario. Empezar de nuevo, secarse las lágrimas y seguir adelante parece sencillo de decir, pero en la voz de Blige es una realidad.

La frase: “Once años de mi vida, aparte de los niños no tengo nada qué mostrar. Malgasté mis años como una esposa idiota, debí haber dejado tu trasero hace muchos años atrás”

Living On My Own (1985) – Freddie Mercury

Con ésta canción es imposible no sentirse bien después de escucharla. Parte de su ecléctico e irregular álbum debut Mr. Bad Guy, Mercury se rinde a deseos lúdicos de diversión desenfrenada a pesar de sentirse irremediablemente solo. Sin dejarse derrotar por la depresión y esperando lo mejor del futuro, Freddie nos convence que la soledad no es el fin sino el principio de algo bueno, quizá mejor.

La frase: “No tengo tiempo para tonterías, estoy tan solo, tan solo viviendo por mi cuenta. Tienen que haber buenos tiempos por delante”

You Don’t Send Me (2003) – Belle & Sebastian

Los escoceses se adjudicaron uno de los mejor álbumes de la última década al lanzar una preciosa obra de orfebrería pop tan exquisita como un huevo Fabergé. Producido por el capo Trevor Horn (de currículo tan variado que va desde Yes hasta Frankie Goes To Hollywood pasando por Grace Jones y t.A.T.u.) el disco Dear Catastrophe Waitress contiene ésta canción cuya delicadeza es precisa para decirle con dulzura a tu ex que no se esfuerce más en reconquistarte porque ahora gozas de lo bueno de los días en soledad, sin revanchismo ni mala leche. El tema es tan alegre que ni siquiera tienes tiempo para odiar.

La frase: “Nuestra escenita se vuelve pequeña cada día, es un zoológico humano. La clave es el cambio, superar todos tus problemas. No eres un tonto”

Wild World (1970) – Cat Stevens

Antes de abrazar la fe de Alá y convertirse en Yusuf Islam, el inglés Cat Stevens grabó una seguidilla de elepés perfectos a principios de los 70’s, en uno de ellos se encontraba ésta canción cuya simpleza es suficiente para encandilar el oído y dejarse envolver por su optimismo y bonhomía pese a la descorazonada despedida que su lírica implica. La leyenda cuenta que Cat se la compuso a la modelo de la Factoría Warhol, Patti D’Arbanville (quien inspirara además Lady D’Arbanville), cuando ella rompió con él. Sólo otra musa como Patti Boyd pudo inspirar otras canciones tan hermosas como ésta.

La frase: “Si quieres dejarme, ten buen recaudo. Espero que hagas muchos buenos amigos allá afuera. Pero, recuerda que hay mucha maldad y ten cuidado”

Special Needs (2003) – Placebo

La obsesión inherente en éste tema resulta ideal cuando le deseas a tu ex nada más que un tormentoso periodo de reflexión post ruptura. Gracias a su atmosférica y ominosa cadencia, la canción se impregna en la memoria del oyente y no sale de allí. El deseo, retorcido, de recordar lo vivido y lo pasado se vuelve una pesadilla. Ésto es simplemente una agridulce despedida.

La frase: “Recuérdame cuando seas tú quien siempre había soñado. Recuérdame cuando sea que sangren narices. Recuérdame como una necesidad especial”

Believe (1998) – Cher

El tema de resurrección de Cher vino en forma de un himno de fin de siglo. Porque más sabe el diablo… es lo que todos pensamos cuando la ya veterana cantante nos aleccionó sobre la vida después de la ruptura y gracias a ello, de un momento a otro, la pista de baile se volvió una fiesta en donde la gente podía cantar despreocupada y olvidarse del dolor durante el tiempo que durase la canción. Cher, que ha vivido como quiso, sabe lo que dice y nos lo probó y nos enseñó bien.

La frase: “¿Qué se supone que debo hacer, sentarme y esperar por ti? Pues, no puedo hacer éso y no hay vuelta atrás. Necesito tiempo para superarlo, necesito un amor para sentirme fuerte. Porque tengo tiempo para pensarlo y quizá sea demasiado buena para ti”

Most Likely You Go Your Way (And I’ll Go Mine) (1966) – Bob Dylan

Durante su periodo más prolífico y exuberante, por decirlo menos, Bob Dylan compuso uno de sus tantísimos clásicos con el mismo ánimo cáustico y descreído con el que selló tanto Highway 61 Revisited como Blonde On Blonde, en donde se encuentra éste corte. El ambiente festivo alrededor de la canción envuelve el típico sentimiento revanchista de quien resultó lastimado, pero Dylan da una vuelta de tuerca a ello y no demuestra su dolor sino el pragmatismo de quien sospecha que hay algo mejor si lo busca por su cuenta.

La frase: “Voy a dejarte marchar, sí, y yo me iré al último. Luego el tiempo dirá quién cayó y quién fue dejado atrás cuando tú sigas tu camino y yo el mío”

It’s Not Right But It’s Okay (1998) – Whitney Houston

Antes de caer en el infierno de las drogas y la autodestrucción, Whitney Houston se permitió abanderar la causa de las mujeres engañadas e inspirarlas a hacer lo correcto, aunque éso no fuese a ser necesariamente algo bueno. La letra de la canción ejemplifica los típicos casos de infidelidad que se ven en talk shows, por lo que es sencillo identificarse y hacer el tema una prerrogativa personal.

La frase: “No es lo correcto, pero está bien, voy a hacerlo de todos modos. Cierra la puerta detrás de ti y deja tu llave. Prefiero estar sola que infeliz”

I’m Still Standing (1983) – Elton John

Los 80’s eran un nuevo comienzo en la carrera de Elton John después de varios años de discos flojos y excesos personales, aunque éstos continuaron hasta entrado los 90’s. Como no podía ser de otra forma, el inglés decidió hacer pública su transformación como un nuevo hombre, redivivo y dichoso, con un vitalista tema pop que deja por todo lo alto la disposición de seguir adelante sin pensar en lo malo sucedido atrás.

La frase: “¿No sabes que sigo de pie, mejor que nunca? Pareciendo un verdadero sobreviviente, sintiéndome como un niño. Sigo de pie después de todo éste tiempo, recogiendo los pedazos de mi vida sin ti en mi mente”

You Only Tell Me You Love Me When You’re Drunk (1999) – Pet Shop Boys

Con el característico humor de los Pet Shop Boys, ésta canción se convierte tanto en una despedida como en una sensible queja a un amante cuyo amor y acciones, un tanto deficientes a la hora de expresarse, no está causando ningún bien o felicidad. La suave melodía y la voz de falsetto de Neil Tennant, a menudo ambiguo con su sexualidad, combinan a la perfección con una letra llena de poética mundanalidad y que, curiosamente, la descripción del amante en cuestión está en género masculino.

La frase: “¿Cuál es el significado cuando me hablas con tanto sentimiento? ¿Se acaba cuando estás sobrio, es basura? Tú sólo me dices que me amas cuando estás ebrio”

Back Off Bitch (1991) – Guns N’ Roses

Los Guns en el mejor momento de su carrera llevaron a la luz su misoginia con el fin de zanjar cualquier posibilidad de reconciliación o mantenerse en buenos términos. Hay tanta rabia dentro y el dolor es demasiado como para pasarlo por alto y el mejor modo de descargarlo es con guitarreo puro y desgarrador. El hard rock al servicio de la venganza emocional, cuando pasó la etapa de las rosas, sólo nos queda la de las armas.

La frase“Mantente fuera de mi cama, fuera de mi cabeza, si ésto es amarte prefiero morirme. Aléjate, puta, al fondo del charco, muriéndote en la zanja”

Feeling Good (2001) – Muse

En las a menudo intrincadas letras de Muse la sensación inestable felicidad  y angustia se entremezclan de una manera que es difícil de digerir si es que no se está en una circunstancia bastante similar al contexto de la canción. Sin embargo, en éste track el sentimiento de una dicha promisoria se atisba después de la oscuridad de un mal periodo. La tranquilidad tras la tormenta. El comienzo de una nueva vida y la promesa del mañana.

La frase“Es un nuevo amanecer, es un nuevo día, es una nueva vida para mí y me siento bien”

I’ll Follow The Sun (1964) – The Beatles

Porque los cuatro de Liverpool tienen una canción ideal para cualquier circunstancia en ésta ocasión no podía ser la excepción. Es el turno de McCartney de dejar en claro su intención de querer echar vuelo a nuevos rumbos después que su pareja terminara con él, pero no sólo ello sino que también se da tiempo dejar su dignidad en lo alto y ver con optimismo el porvenir.

La frase“Un día sabrás que yo era el indicado, porque mañana puede llover entonces seguiré al sol”

You Oughta Know (1995) – Alanis Morissette

Le bastó que le rompieran el corazón de la peor manera para que una herida y vengativa Alanis se despercudiera de su imagen de niña buena a la de vocera de una generación de jóvenes despechadas. Con ésta canción como punta de lanza, la canadiense detalló con precisión los detalles de su drama, desgarró las caretas de todos los ex del planeta y expuso sus miserias en base de rock, adrenalina y rabia pura. Nunca antes ni después una mujer sonó tan peligrosa para el género masculino.

La frase: “No voy a desaparecer tan rápido como cierres los ojos y lo sabes. Y cada vez que arañe con mis uñas la espalda de alguien espero que tú lo sientas. Bueno ¿puedes sentirlo?”

Fuck You (2010) – Cee Lo Green

Dado cierto momento durante una separación en que las buenas palabras y el decoro está demás, el inquieto y versátil Cee Lo aprovecha la circunstancia para llenar el vacío y dedicarnos un tema virulento y potente para llenar nuestra boca con las palabras que necesitamos para mandar a la mierda a quien sea que no queramos más en nuestro camino. No existe otra canción en el mundo que sea tan perfecta como ésta para sellar el asunto por ¿todo lo alto?

La frase: “Y a pesar que hay un dolor en mi pecho todavía te deseo lo mejor con un… ¡Jódete!”