“Kokuhaku [Confessions]” o la crueldad del más débil y una venganza que satisface, pero no absuelve

por G. Bastas Chipoco


Cuando William Golding escribió Lord Of The Flies en 1954 destapó una verdad difícil de concebir, entre la muchas que alberga ésa novela, la crueldad que los niños son capaces de infligir. Con ése hecho bien en claro se presenta Kokuhaku, como el testimonio de una profesora de escuela de luto por la muerte de su hija quien conoce la identidad de los asesinos los cuales, de hecho, están bajo su cuidado y tutoría.

El filme abre con una confesión y es así como continúa hasta el final, una sucesiva cadena de eventos orquestados por sus protagonistas por razones que sólo ellos conocen y guardan en sus almas, causas tan poderosas que se convierten en una obsesión y única lógica a seguir. Tal es la soberbia narrativa de la película que pese a conocerse los hechos de antemano, es en los detalles y las motivaciones por la cual la grandeza de la historia se aprecia en su magnitud.

Es en el relato de la maestra Yoku Moriguchi -sobria y amenazante, Takako Matsu– con el que empiezan a caer las fichas de dominó. A partir de su venganza las costras emocionales en éstos niños se abren y la fachada de inocencia se fractura irremediablemente. Con los dos asesinos al descubierto la justicia viene de manos de sus propios compañeros y en el egoísmo y miedo que albergan en sus corazones.

Pero Moriguchi no encuentra paz con sus acciones, no las disfruta como los victimarios lo hicieron al liquidar a su hija, sin embargo, ella lleva adelante su plan porque ése es su trabajo y misión definitiva. Todos los protagonistas acaban consumidos por sus decisiones y, de algún modo, ésa es la justicia que reciben por sus pecados.

Lo bueno: la poesía y onirismo en las imágenes junto con el ritmo, pausado y seguro, del filme es un deleite visual.

Lo malo: la idiosincrasia japonesa puede ser malinterpretada aunque también sirve para entender la razón y mentalidad de la sociedad con mayor tasa de suicidio en menores de edad.

Anuncios