30 Canciones para hacer bebés y el amor (o propiciar una noche de acción)

por G. Bastas Chipoco


Sex With Strangers (2002) – Marianne Faithfull

Con una pequeña ayuda de Beck, la eternamente provocadora señora del ayer, Marianne Faithfull, despliega un relato minimalista, a base de beats monótonos, de sexualidad libertina sin remordimientos. Dada su agitada vida desde los lúdicos años del Swinging London se entiende que Marianne sabe perfectamente de lo que canta con su macerada voz, es la de una mujer que ya estuvo allí y, con retorcida sapiencia, nos guía por su mismo camino.

La frase: “Completamente vacía, no dejaste nada dentro. Aburrida, pensaste en probar un poco de peligro y ahora te has traicionado a ti misma”

Maneater (1982) – Hall & Oates

Los carismáticos Daryl Hall y John Oates hicieron de los 80’s la década para desplegar su sazonada mixtura de soul blanco y new wave a una generación superficial y yuppie de los placeres de la ninfomanía. Maneater, aparte de ser el mayor éxito del dúo, es casi un remake musical del filme Cat People de Paul Schrader que exhibió a bestiales criaturas sexys y letales. Bajo una textura estilizada, los americanos encontraron el medio de seducir con la historia de una mujer tan insaciable como peligrosa, la fantasía del hombre de oficina y el correcto padre de familia de los suburbios.

La frase: “La mujer es salvaje, una gata domesticada por el ronroneo de un jaguar. El dinero es el problema, si estás en ésto por amor no llegarás muy lejos”

My Love (1973) – Paul McCartney & Wings

Nadie duda del genuino amor que el beatle Paul le prodigó en vida a Linda Eastman; tanto así que le separó o forzó un sitio dentro de su banda ad hoc post Beatles, los Wings. Todavía con su nuevo proyecto a punto de despegar, McCartney hace gala de su romanticismo para componerle una oda a su musa y esposa, una delicada y sosegada canción de amor que cuenta con sencillez cuán buena es ella en la cama. Éste tema fue el primer gran éxito de Wings y la pareja de esposos tendrían luego otros cuatro hijos.

La frase: “Cuando me voy lejos sé que mi corazón puede quedarse con mi amor. Está claro, está en las manos de mi amor. Y mi amor lo hace bien, mi amor lo hace bien”

Pass This On (2003) – The Knife

Para comprender el ánimo perverso de la canción hay que reconocer que el dúo está compuesto por dos hermanos, es entonces que Pass This On alcanza un nivel de sensualidad atípica al contar los devaneos de una chica(o) por el hermano menor de su amiga. La escena adolescente y furtiva previo al flirteo de rigor se vuelve divertida y contiene el mejor humor de los suecos de todas sus demás composiciones. Cuando se grabó el vídeo se utilizó al travestí Rickard Engfors para ser el objeto de deseo y celos entre hermanos.

La frase: “Estoy enamorada de tu hermano, sí lo estoy ¿Cuál es su nombre? Pensé en pasar de nuevo para verlo”

Erotic City (1994) – George Clinton & Parliament/Funkadelic

Original de Prince, para variar, el tema yacía enterrado en las inmesidades de lados B del moreno en su prolífica década de máximo esplendor en los 80’s. El gurú del funk, George Clinton, lo resucita para versionarlo casi al pie de la letra y cantar con gusto nervioso y divertido sarcasmo las mieles del sexo casual. Es la canción ideal para la vida en una ciudad en donde cada extraño es una posibilidad y es sólo es cuestión de abrirse a ellas.

La frase: “Si no podemos hacer bebés, quizá podamos hacer algo de tiempo. Bonitos pensamientos de ti y de mí, ciudad erótica cobra vida. Podemos coger hasta el amanecer, hacer el amor hasta que se acabe el cherry”

UK Girls (Physical) (2000) – Goldfrapp

Si Physical ya era demasiado sexy para el repertorio de la siempre políticamente correcta y anodina Olivia Newton-John, en su versión trip-hop a principios del milenio es una síntesis de la agotada generación raver en su faceta más sensual, urbana y casual. La voz de millones de adolescentes y jóvenes inglesas que se desentienden del conservadurismo victoriano y exploran la vida como lo hacen al descubrir una discoteca nueva.

La frase: “Hazme feliz, hazme sentir bien, corrómpeme. Déjame escuchar a tu cuerpo hablar. Volvámonos físicos”

You Look So Fine (1998) – Garbage

El sutil sadomasoquismo de Shirley Manson se traduce en su quejoso deseo por complacer a su amante de las maneras que la noche les ofrezca. A medio camino entre víctima o victimaria, la vocalista borra ésa tenue línea para abrir paso a la ambigüedad y, de ése modo, seducir con confuso encanto y absoluta decisión por probar el dolor físico o emocional.

La frase: “Luces tan bien, quiero romper tu corazón y darte el mío. Me estás poseyendo. Es tan enfermizo, me tienes tirada y encadenada. Escucho tu nombre y vuelvo a caer”

Pull Up To The Bumper (1981) – Grace Jones

El multifacético icóno negro de lo hype, Graces Jones, recibe con glamour el periodo más fructífero de su carrera relatando sus expediciones nocturnas a bordo de una limosina, la cual sirve de pretexto y acompañante para hacer el amor al aire libre con la inmensidad de la ciudad como su testigo. Entonada en el sonido new wave que se abría paso por entonces, Jones convirtió su indulgencia exhibicionista en su clásico absoluto, tanto para voyeristas ocasionales como promiscuas figuras del jet set.

La frase: “Ahora en el garaje de estacionamiento encontrarás el lugar apropiado. Sólo sigue las reglas escritas y encajarás en el espacio”

Warmth (2004) – Janet Jackson

De todos los hermanos del clan Jackson es la menor, Janet, quien desplegó una carrera coherente y exitosa bajo sus propios términos sin comprometer tanto su credibilidad artística como su vida personal bajo el intenso reflector de la fama. Janet, habiendo madurado a lo largo de los 90’s, se muestra como tal en el pico de sus atributos físicos para reiventarse una vez más como una devoradora de hombres, amante profesional, mujer resoluta y auténtica fuerza natural. Jacko Wacko nunca fue la competencia de Prince sino su hermana. En el explícito Damita Jo, la Jackson le canta al exhibicionismo, el adulterio, entre otras cuitas del oficio.

La frase: “Mis manos alrededor agitándolo arriba y abajo, veamos cuánto aguantas dentro, pero nada puede compararse al calor de mi boca”

Wicked Game (1989) – Chris Isaak

El cantautor norteamericano es producto del romanticismo clásico inspirado en las sensibles baladas de los años 50’s, pero para éste tema utiliza la sensualidad de su voz, la cual se asemeja al lamento del marinero caído en los brazos de una depredadora sirena, para proceder a un escarceo, ficticio, entre el músico y su fantasía idílica.

La frase: “Qué juego perverso juegas para hacerme sentir así. Qué cosa perversa haces para hacerme soñar contigo. Qué cosa perversa decir que nunca te sentiste así”

Because The Night (1978) – Patti Smith Group

La musa y poetiza del punk rock tomó una canción a medias de Bruce Springsteen y la envolvió en noche, lujuria y deseo. Patti Smith se dejó llevar por el llamado de la piel y liberando su feminidad sin contemplaciones alzó su voz para gritar cuando aún muchas mujeres alrededor del mundo seguían silenciadas después de la revolución sexual e igualdad de derechos. De pronto, una pequeña canción era un himno de un género y una invitación velada a hacer el amor.

La frase: “El amor es un ángel disfrazado de lujuria aquí en nuestra cama hasta que la mañana llega. Ven ahora, prueba y entiende cómo me siento bajo tu poder. Toma mi mano mientras el sol desciende”

A Thousand Kisses Deep (2001) – Leonard Cohen

La virtud de renunciar a todo, incluída la dignidad, no es atributo de únicamente las mujeres sino también de un hombre enamorado a profundidad. Leonard Cohen elige las palabras con exactitud quirúrgica y las apila con belleza y orfebrería para embelezarnos en su oda a un amor abnegado que se es posible concebir y a su desencanto subsiguiente. La sensualidad del tiempo lento de su canción y su cavernosa voz de hombre curtido hacer florecer el deseo y la fantasía en la promesa de la noche y el romance.

La frase: “Y a veces cuando la noche es lenta, el infeliz y el humilde recogemos nuestros corazones y vamos a un millar de besos de profundidad”

In A Broken Dream (1969-1989) – Python Lee Jackson & Rod Stewart

Ésta oscura canción envuelta en el olvido conservaba en su mezcla la viva voz de un Rod Stewart en éxtasis y convencido de lo que canta, como por esos años solía sonar y pocas veces se le escuchó así después. Los australianos Python Lee Jackson tuvieron un paso fugaz en los 60’s que les alcanzó para grabar éste discreto tema que no llegaría a un disco sino veinte años después en la antología de Stewart, Storyteller. Pero fue en la soberbia Breaking The Waves que encontró su lugar en la historia y en las almas de dos amantes consumidos por la ansiedad del amor crudo.

La frase: “No fuerces tu amor muy lejos, tus heridas no dejarán cicatríz. Ahora mismo es donde tú estás, en un sueño roto”

Bad Things (2005) – Jace Everett

El country & western es la música del hombre de campo en Estados Unidos, la banda sonora que abarca desde las haciendas algodoneras en las riberas del enorme Mississippi pasando por las inmensidades de la estepa inhóspita en Dakota y Wyoming hasta las áridas Rocosas. En las húmedas noches en el campo la promesa Jace Everett aprovecha la oportunidad para cachondear entre cervezas y banjos en el bar.

La frase: “No sé quién te crees que eres, pero antes que acabe la noche quiero hacer cosas malas contigo”

Summer Son (1999) – Texas

Agraciado por una elegante producción y canciones comerciales, The Hush fue el infructuoso intento de Texas de convertirse en superestrellas en Estados Unidos -una situación familiar para muchas bandas británicos de los 80’s y 90’s, como The Smiths y Blur-. Texas enfocó sus fortalezas en crear un álbum de pop sofisticado y sexy que equilibra sus intenciones comerciales como aspiraciones creativas, logrando una mezcla exuberante de melodía, dance y blue eyed soul innegablemente atractiva. Sabiamente, le pusieron particular énfasis en la voz susurrante de Sharleen Spiteri, sensual pero nunca histriónica. Algunos podrían argumentar que el resultado es demasiado manufacturado, pero pocas bandas son capaces de ofrecer un registro de pop mainstream tan creíble, agradable y maduro como éste.

La frase: “Aquí viene el hijo del verano, me quema la piel. Me duele otra vez, estoy sobre ti”

Beast Of Burden (1978) – The Rolling Stones

En el que podría ser el último gran álbum de los Stones, Some Girls, el malogrado forajido Keith Richards abrió sus sentimientos y su hambre por placer con su amante ocasional por lo cual, sin usar el cliché facilista, el tema resulta ser uno de los más honestos, empáticos y románticos que tiene la banda. El soberbio trabajo de guitarra entre Richards y Ronnie Wood es uno de los ejemplos más fehacientes de la camaradería entre los ingleses y el ambiente relajado que exuda se presta para los previos y propiciar algo más íntimo.

La frase: “Nunca seré tu bestia de carga, entonces vayamos a casa y cerremos las cortinas. Música en la radio. Vamos, nena, hazme el amor dulcemente”

Head (1980) – Prince

Dirty Mind no sólo fue un punto de quiebre en la carrera de Prince con respecto a su trabajo posterior sino que marcó la pauta para componer canciones transgresoras y sexualmente explícitas a lo largo de sus tres décadas en actividad. Sin embargo, rara vez el diminuto embetunado volvió a sonar tan liberado de cualquier corsé moral como en éste álbum. Su visión de las relaciones y el sexo tienen su lugar, desde la utópica ilusión de una ciudad desprejuiciada, el incesto y, en Head, el del adulterio y el sexo oral. Ésto es obra de un genio sin restricciones.

La frase: “Y tú dijiste ‘Soy sólo una virgen y estoy a punto de casarme. Pero eres tan vergón y lleno de leche, te daré un… Oral, hasta que te incendies. Oral hasta que tengas suficiente'”

Sunrise (2003) – Simply Red

Como si el viejo dicho “todo tiempo pasado fue mejor” no fuese más cierto ahora que nunca antes, los Simply Red reciclaron un viejo tema de Hall & Oates y lo samplearon para utilizarlo en el último éxito hasta la fecha de la otrora promesa del R&B británico. La sensualidad de su vídeo es un breve vistazo de la fruición visual que abunda en las playas de Rio de Janeiro así como la sofistiquez propia de éste nuevo siglo.

La frase: “Dormiremos y a veces nos amaremos hasta que ilumine la luna. Quizás la próxima vez seré tuyo y quizás tu serás sólo mía”

Back To The House (That Love Built) (1997) – Tito & Tarantula

El oído de Tarantino a la hora de seleccionar su material para sus bandas sonoras es más que admirable -quizás Wes Anderson, por su lado, también despliegue igual capacidad-, su ecléctica visión de la música es tan vasta como su bagaje de recursos fílmicos y aprovechó su hermanazgo con Robert Rodríguez para sugerirle un tema del discreto combo chicano para su secuela (pulida, corregida y aumentada) del Mariachi, ahora con Antonio Banderas y Salma Hayek. La textura agreste de la película contribuye a maximizar los efectos eróticos de ésta sudorosa canción de amor en medio del desierto.

La frase: “Ningún lado a dónde ir. No hay manera de distinguir si estoy más próximo al cielo o a un paso más cerca al infierno”

Private Dancer (1984) – Tina Turner

De las cenizas de su agrio divorcio y atormentado matrimonio con Ike Turner, la por siempre eterna y ya entonces veterana Tina hace un segundo debut con un disco que abarca sus ambiciones por sonar contemporánea a las nuevas generaciones. El rango de géneros en su álbum homónimo es tal que demostró su valía y capacidad de reinventarse y ajustar su voz a los tiempos modernos. Compuesta originalmente por Mark Knopfler, Private Dancer es el relato de una mujer trabajadora, un engranaje en la maquinaria del American Dream agresivo de los 80’s con expectativas propias quien utiliza sus mejores dones para sobrevivir y, quizá así, lograr cumplir un sueño a la vez.

La frase: “Soy tu bailarina privada, bailo por dinero, haré lo que quieras que haga”

I Believe To My Soul (1974) – Van Morrison

El legendario León de Belfast, Van Morrison, en el pico de sus atributos musicales e inspiración se apodera del escenario y graba It’s Too Late To Stop Now, uno de los mejores álbumes en vivo de la historia, y en sus tracks se encuentra un cover de Ray Charles. En la voz del versátil e inclasificable Van The Man suena alto y claro el lamento y angustia propia del soul agregándole su rugido temperamental y característico; canta con convicción, pasión y energía que hace de ésta versión tan majestuosa.

La frase: “Uno de éstos días y no será muy lejos, vas a buscar por mí y me habré ido. Porque yo creo (yo creo, sí yo creo) Yo digo que yo creo, pues yo creo en mi alma ahora”

Not Myself Tonight (2010) – Christina Aguilera

Si es cuestión de coger agallas y envalentonarse para adquirir el desparpajo que se requiere a la hora de la seducción y la libertad sexual absoluta, entonces en su último e incomprendido último álbum de Aguilera, Bionic, la rubia se desprende de cualquier concepto que se le hubiese asociado hasta entonces para revelarse como una auténtica amenaza erótica tanto para hombres como mujeres. ¡Sálvense quien pueda!

La frase: “El antiguo yo se ha ido, me siento nueva y si no te gusta, jódete. La música está encendida y estoy bailando”

Lay Lady Lay (1999) – Isaac Hayes

Entre tantísimos de cientos de tributos a Bob Dylan, la voz cantante del curtido detective y máquina sexual Shaft, Isaac Hayes, recalibró el coqueteo country & western del original Lay Lady Lay para transformarlo en un susurro cachondo y sugerente que eriza los pelos en la nuca de cualquier ser humano con su cuerpo en pleno funcionamiento. Maestro de su propio arte, Hayes alza vuelo en un espacio en el cual él es el macho dominante y todos los demás aprendemos de su maña para conquistar.

La frase: “Por qué seguir esperando al mundo, puedes coger tu tarta y también comerla. Por qué seguir esperando por el que amas si está de pie frente a ti”

Cherish The Day (live) (2002) – Sade

Dueña de una belleza única -una preciosa mezcla de lo africano y salvaje y los estilizados cánones europeos- Sade se desliza por el aire con su etérea y aterciopelada voz y talla el ambiente, cual escultura de ébano, con su visión romántica, idílica y sensual del amor. La música de Sade se alimenta de un jazz sutil y cool, que en sus primeros años causó sensación, aunque ahora más sugestivo e hipnótica con Cherish The Day. La cantante domina su oficio y juega con destreza con estilo único de producción urbana y de corte Adulto-Contemporáneo. Las canciones de Sade son eternas, ayer sonaron tan relevantes como hoy y mañana.

La frase: “Dominas la forma en la que me muevo y respiro tu aire. Sólo tú puedes rescatarme, ésta es mi oración”

It’s a Man’s Man’s Man’s World (1966) – James Brown

El prolífico e inquieto Mr. Dynamite se abrió paso en plena era de la psicodelia y la música pop más ácida y surrealista para filtrar su alegato de machismo y desigualdad de derechos en las postrimerías de la lucha por los derechos civiles del reverendo Martin Luther King Jr. Con su sabiduría callejera y actitud de hombre duro de clase obrera, Brown aprovecha la oportunidad para exudar su carisma y mojo a la platea. Algunas mujeres podrían sentirse ofendidas con la canción, pero no pocas indiferentes y extasiadas.

La frase: “El hombre hace la luz eléctrica para sacarnos de la oscuridad. El hombre hace el bote para el agua como Noé hizo el arca. Éste es un mundo de hombres, de hombres, de hombres, pero no sería nada, nada sin una mujer”

Freeek! (2002) – George Michael

George Michael tiene tres momentos sexualmente explícitos en su repertorio: el primero es el de su debut, I Want Your Sex era su carta de presentación al mundo como solista e indiscutible postulante a rompecorazones de peligro para una generación joven y más madura; el segundo es de 1998 con Outside, su poco sutil confesión de amor por el exhibicionismo y el peligro de ser pillado; el tercero fue Freeek! en su último álbum hasta la fecha. Ya siendo un hombre adulto y sin el mismo vigor sexual de antes, Michael apela a sus perversiones para encontrar la chispa que le hace falta a la hora de encontrar placer.

La frase: “Vamos chicos, no se asusten. Es un mundo de tetas y culos, tienen que estar preparados”

Stripped (1997) – Rammstein

En el caso de descender en caída libre por los oscuros pasajes del sexo más violento y hardcore para satisfacer las fantasías más sucias, retorcidas y excitantes que la mente puede imaginar, la banda industrial Rammstein tiene en su repertorio un tema ochentero de Depeche Mode que versionaron para el tributo For The Masses. Si el original ya gozaba de cierta atmósfera cargada y texturas dark wavers, los alemanes realzaron y crisparon sus virtudes para terminar con un cover vicioso y amenazante. Propicio.

La frase“Estás echando vapor mientras respiras. Te saboreo cuando nos besamos”

The Flame (1988) – Cheap Trick

Como si se tratase de un tema de bar de carretera, The Flame de los curtidos Cheap Trick suena como la selección favorita para una sesión de pole o lap dancing. La promesa del único y verdadero amor eterno siempre conlleva un candor especial, una emoción adolescente cuasi virginal. En los lúdicos años 80’s, los americanos explotaron -junto con Foreigner, Scorpions o Whitesnake- la potencia sensual del power ballad con igual éxito. El rock más macho también servía para derribar barreras y decir ‘te amo’.

La frase: “Recuerda que después de fuego, después de toda la lluvia. Yo seré la llama, yo seré la llama”

I Belong To You (1998) – Lenny Kravitz

La mayor virtud de Lenny Kravitz es también su peor defecto: su habilidad por sintetizar, transformar y actualizar con éxito sus mayor influencias musicales -desde John Lennon pasando por Sly & Family Stone, Nazareth hasta Prince, entre otros- le quita credibilidad y valor como un compositor de estilo e inspiración original. Después del oscuro y pesimista Circus, Kravitz regresa exorcizado del dolor causado por la muerte de su madre y su divorcio con Lisa Bonet para celebrar la vida, la paternidad y el amor. Con el simple y precioso I Belong To You le tocó el turno a Bob Marley para ser reciclado, destilado y estilizado a una nueva generación.

La frase: “Tú me levantas hacia lo más alto. Tu amor incondicional me lleva al paraíso. Te pertenezco y tú, tú me perteneces también”

Sexual Healing (1982) – Marvin Gaye

La dulce y aterciopelada voz sensual del genio Marvin Gaye tuvo su canto de cisne antes de caer asesinado a manos de su propio padre en un trágico altercado. Su mayor éxito de ventas era una excitante súplica a su amante para que le alivie de su dolor con un poco de amor y contacto carnal. El juego de palabras e ideas resultan sensuales y divertidas cuando el carisma de Gaye echa a andar y la velada empieza a volverse interesante.

La frase“Oh, bebé, estoy caliente como un horno. No puedo aguantarlo por más tiempo, es cada vez más y más fuerte. Y cuando tengo éste sentimiento necesito alivio sexual. Alivio sexual, bebé. Me hace sentir bien, me ayuda a aliviar mi mente”

BONUS TRACK:

Love Unlimited (1998) – Fun Lovin’ Criminals

Si hay un artista que domina ésta lista por encima de cualquier otro tanto por sus logros musicales como los de su cama, ése es indudablemente Barry White, el primer ministro del soul. No es menester especular la cantidad de niños que nacieron a causa del poder de persuasión de su voz o las parejas que se rindieron a la sensualidad de sus letras; sin embargo, es más que probable que uno de los miembros de los Criminals se haya visto conmovido por el toque de White y decidiera rendirle tributo por liderarnos en ésa guerra de sexos que es el amor.

La frase: “Barry white, salvó mi vida y si Barry White salvó tu vida o te hizo regresar con tu ex-esposa canta ‘Barry White, Barry White, está en lo correcto'”