Rock Es Cultura #8: Hurdy Gurdy Man

por G. Bastas Chipoco


En el auge de la psicodelia en el Verano del Amor una serie de artistas decidieron partir hacia Rishikesh, India, en busca de paz mental e inspiración para sus vidas. The Beatles, Mike Love (un beach boy), las hermanas Mia y Prudence Farrow y Donovan cruzaron caminos y se unieron al Maharishi Mahesh Yogi en su viaje hacia la meditación trascendental. Durante las sesiones tanto Mike Love como Lennon y McCartney desplegaron sus talentos y compusieron sendas canciones. El trovador inglés Donovan no fue la excepción.

Donovan Leitch presentándose en Top Of The Pops a mediados de los 60’s

Con guitarra en mano recicló un tema previo para volverlo un himno hippie que entrelaza las enseñanzas del Maharishi con la filosofía del pacifismo, la Era de Acuario, la figura mesiánica del gurú y el amor libre propio de la época. Años después Donovan reveló un verso inédito compusto por George Harrison que no llegó a la edición final en favor al solo de guitarra de cierre debido a la duración del single.

En las sesiones de grabación John Paul Jones, ya un reputado músico de sesión, colaboró en el bajo y el arreglo de cuerdas mientras que John Bonham y  Clem Cattini (ex Herman’s Hermits y The Kinks) colaboran en batería junto a Jimmy Page (guitarra). Aunque Page y Jones ya se habían conocido durante el Beck’s Bolero (al lado de los who, Entwistle y Moon; el stone Nicky Hopkins; y Jeff Beck) ésta fue la primera vez en la que los cuatro Zeppelin se reunirían antes de formar su banda.

Es poco claro quiénes quedaron en la edición final, pero la vibra psicodélica y el sonido abrasivo combinado a influencias orientales y célticas, propio al sonido primigenio zeppelin, no sólo ayudó a distinguir éste tema del resto del catálogo de Donovan sino también sembrar la semilla de lo que sería el hard rock clásico de los 70’s.

Lanzado como una estrella en mi gran sueño,
abro los ojos para echar un vistazo
y encontrar que estaba al lado del mar
observando con tranquilidad.

Anuncios