Rock Es Cultura #9: You Have Killed Me

por G. Bastas Chipoco


Morrissey junto a Michael Stipe. Tribeca Grill; julio de 1991

Uno de los rumores más persistentes de los últimos 30 años es la supuesta relación entre Morrissey y Michael Stipe (vocalista, R.E.M.). Un runrún alimentado con el tiempo por la prensa sensacionalista, los fans y los ambiguos significados de las canciones de ambos artistas. De hecho, Morrissey siempre ha sido muy cáustico a la hora de revelar detalles íntimos y se ha forjado una muralla en forma de su supuesta virginidad. Mientras que Stipe, a medida que fuera tomando confianza sobre el escenario, exuda tanta sensualidad como misterio en iguales dosis.

Éste supuesto culebrón empezó a principios de los 90’s cuando Stipe le envió un par de postalesa Moz compartiendo gustos literarios y con los años en visitas por ambas partes en los dos lados del Atlántico. Se dice que Morrissey, célibe desde que se confesó como tal, en un momento dado tuvo sexo con Stipe y lo que pudo haber empezado como una relación nunca lo fue y acabó trastocado por la personalidad sexualmente arrolladora que el norteamericano en ocasiones exhibe en el escenario al vinculársele con Brian Molko (vocalista/guitarrista, Placebo).

Moz, entonces, documentó en sencillos versos cargados de imaginería cinematográfica un relato de entrega, rencor, confusión, traición y perdón en You Have Killed Me, a la sazón el primer single de Ringleader Of The Tormentors -el álbum más clásico y preciosista en su discografía-, en el que se identifica con Pasolini y señala a su pareja como Accattone (el filme debut del italiano sobre un prostituto en los tugurios romanos de posguerra).

Cuán cierto sea o no éste rumor es difícil determinar, no deja de todo parecer un chisme entre fans salido de control, pero documentan una relación de entrelíneas desde el Found Found Found del inglés en su Kill Uncle. Así que ésta curiosa historia es como una madeja que constantemente se desenreda sólo para encontrarse más nudos.

No entraba a nada
y nada entraba en mí
hasta que viniste con la llave
e hiciste lo mejor que pudiste,
pero…

Mientras viva y respire
me has matado,
me has matado.

¿Quién soy yo para estar aquí?

Anuncios