Rock Es Cultura #14: Lady D’Arbanville/Wild World

por G. Bastas Chipoco


Cat Stevens durante su Earth Tour en 1976

A Cat Stevens su relación con la modelo y socialité Patti D’Arbanville le impactó profundamente. Mientras yacía convaleciente por larguísimas horas a causa de una tuberculosis y un pulmón colapsado compuso más de 40 canciones, Wild World fue una de ellas; una senda despedida envuelta en optimismo y buenos deseos que cubre sutilmente en sus versos una abrumadora y evidente amargura.

Pero si Wild World era luminoso Lady D’Arbanville era todo lo contrario. La melancólica y apesadumbrada canción relata las emociones producto a la falta de compromiso de Patti D’Arbanville por mantener una estabilidad por sus constantes viajes y su ambiciosa carrera de modelaje. Ambos se conocieron en una fiesta en la que acudieron la realeza del rock sesentero como Jimmy Page, Ginger Baker y Eric Clapton y a partir de allí iniciaron una relación inconstante.

Cat Stevens

Cuando la susodicha escuchó los versos del tema lloró por la tristeza en la que Stevens relataba sus sentimientos, supo entonces que todo hasta ese momento ya se había perdido por completo. Lady D’Arbanville escaló al top ten inglés y le abrió las puertas de Estados Unidos con un renovado sonido folk/rock y de clasicista factura y construcción.

Mi querida D’Arbanville
tú luces tan fría ésta noche.
Tus labios se parecen a la primavera,
tu piel se ha vuelto blanca,
tu piel se ha vuelto blanca.

Por años el compositor ha negado la relación de Wild World con su ex-pareja y, en cambio, asocia su poesía a un intento suyo por relacionar temas de índole universal con su propia vida; así como reflexionar sobre el curso de sus decisiones influenciadas por el éxito de su carrera. Para ‘el gato’ éste tema es sobre perder el contacto con su hogar y la realidad.

El single fue un éxito rotundo en los chart americano e inglés y inició una era prolífica para Cat Stevens con dos obras maestras: Tea For The Tillerman (1970) -de donde provienen otros esenciales, Father And Son y Where Do The Children Play? – y Teaser And The Firecat (1971) -con Peace Train y Moonshadow a la cabeza-. Eventualmente Stevens trató de replicar el sonido y estilo de Wild World con Two Fine People, un tema inédito que debutó en su compilatorio de 1975.

Sabes, he visto mucho de lo que el mundo puede hacer
y eso está partiéndome el corazón en dos
porque no quiero ver que estés triste.
Pero si quieres irte, ten mucho cuidado,
espero que tengas muchos amigos buenos allí afuera,
pero tan sólo recuerda que hay mucha maldad y cuídate.